Espiar conversaciones de WhatsApp ajenas: ¿Se puede hacer?

Aquí es donde la frase “nada es imposible” te debe venir de maravilla. Debe echarte aire fresco encima. Vamos, que te empapa.

Pero no todo es tan fácil ni tan sencillo de llevar a la práctica.

WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería instantánea más seguras que existe, y tratar –al menos tratar- de espiar las conversaciones ajenas en esta app se considera un delito contra la privacidad de los demás. Al menos en nuestro país, por lo que debes tener cuidado si lo intentas.

Ahora bien, no todo es blanco y negro en las leyes ni en lo moral, y en ocasiones esa banda gris que divide los extremos es lo suficientemente ancha que cabría un elefante.

¿Se puede espiar conversaciones de WhatsApp? Claro que sí. Se puede, y hay métodos de sobra.

¿Se debería hacer? Hablemos sobre ello.

Métodos para espiar conversaciones de WhatsApp

Lo primero que debes saber es que espiar las conversaciones ajenas de esta mensajería es difícil. Bueno, al menos no es tan sencillo y tendrás que manejarte con mucha discreción.

Por eso, hablaremos acá del método más fácil para hacerlo, que requiere de poco o nada de conocimientos técnicos, aunque un poco sí de caradura y saber trabajar con discreción.

Espiar WhatsApp ajeno con WhatsApp Web

Es el método más sencillo para hacerlo, pero necesitarás sí o sí tener el móvil de la víctima muy cerca.

Lo que harás es abrir la página de Web WhatsApp (web.whatsapp.com) y escanear el código QR que aparece en pantalla con el móvil de esa persona.

Una vez lo escanee, abrirá automáticamente su WhatsApp en tu PC. Podrás devolver el móvil de esa persona a su sitio anterior, pero no deberás alejarte mucho, ya que se deben entrecruzar las señales del ordenador y del móvil para que WhatsApp Web siga abierto. De lo contrario, se cerrará automáticamente.

Allí podrás tener acceso a todos los chats, mensajes, contenido multimedia y estados.

¿Se debería espiar conversaciones de WhatsApp de otra persona?

Ahora toca echarse mano a la sien y preguntarnos, en introspectiva, si debemos o no hacer esto.

Los hackers lo hacen, y casi nunca son descubiertos. Pero, si lo son, saben que llevarán muchos cargos en su contra y hasta una condena de cárcel. Mínimo.

Eso, porque es ilegal espiar a otra persona. Estás violando su privacidad. Y eso es delito.

Salvo en algunas ocasiones, que como dijimos, la ley tiene sus puntos grises.

Por ejemplo, podrías espiar el WhatsApp (y sus conversaciones) si se trata de un hijo, menor de edad, que ya tiene móvil y que tiene WhatsApp, pero que sospechas o crees que algo debe estar ocurriendo porque su comportamiento o sus resultados académicos manifiestan exactamente eso: que algo no anda bien.

Del resto, todo corre al riesgo de ser descubierto y quedar como el malo de la telenovela. Y no es lo que se quiere. Por eso, este pequeño post tiene la única finalidad de ser informativo, sabiendo que debe ser utilizado sólo para cuando se trate de personas bajo tu resguardo (hijos, sobrinos,…).

“Te invito a cenar”: la iniciativa que devuelve la sonrisa en las fiestas

Si bien es cierto que las fiestas de Navidad, Nochebuena y Año Nuevo deberían ser igual de felices para todos, no siempre las circunstancias permiten que la sonrisa esté presente en estas épocas del año. Por tal razón, una de las iniciativas que ha tenido más éxito en los últimos 3 años ha sido la de la Compañía de las Obras (CdO), que en Madrid ha llevado la iniciativa “Te Invito a Cenar”, cuya propuesta pasa por invitar a 50 chefs y más de 320 voluntarios para preparar platillos de fiestas para más de 500 personas.

500 personas, millones de sonrisas

La iniciativa no ha dejado indiferente a nadie. En la Comunidad de Madrid, la colaboración de más de 20 empresas y fundaciones ha sido motivo de regocijo, así como la participación de más de 5 chefs galardonados y reconocidos a nivel internacional, como Paco Patón, poseedor de una estrella Michelín; y Roberto Hernández Sevillano, titulado como uno de los mejores 3 chefs de Madrid.

Así, 500 personas han sido directamente beneficiadas con la preparación de recetas de esta época del año, y que por sus condiciones económicas y sociales actuales no podrían –de ninguna manera- preparar estas comidas y platillos navideños para pasar las fiestas en familia.

Te invito a cenar: los resultados hablan

La idea principal de la propuesta es que la cantidad de comidas vaya disminuyendo. Porque, como afirman sus organizadores (CdO), “no queremos que haya cada vez más personas esperando nuestro platillo, sino que cada vez sean más las personas que no necesiten de ayuda alguna, sino que tengan la capacidad –por medios propios- de realizar sus comidas, de compartir en familia, de desarrollarse de acuerdo a sus potenciales”.

Así las cosas, las cifras de ayuda han disminuido en los últimos 3 años. Los resultados parecen estar cónsonos con la filosofía del proyecto.

La ganadería y los lobos salvajes: una batalla que ha sido olvidada por el Gobierno

Sacada o no de una historia infantil de lobos y corderos, uno de los principales problemas que aquejan los ganaderos de la Comunidad de Madrid es la pérdida de sus ejemplares (ovejas, corderos, vacas) por ataque de manadas de lobos y perros salvajes.

Desde el año 2013, el incremento de los ataques de estas especies ha sido exponencial, incrementándose hasta niveles de alarma en este 2017, cuando se han presentado más de 300 ataques de lobos sólo en la Comunidad de Madrid.

Pero, como lo han dejado saber los principales perjudicados, el problema real no pasa exclusivamente por la falta de un espacio apropiado para estos animales salvajes, que debemos aclarar que se encuentran en protección por peligros de extinción.

La insuficiente ayuda e indemnización

Si bien el Gobierno de la región ha dedicado un fondo de indemnizaciones frente a estos ataques, ya se ha consumido prácticamente todo y ni siquiera esto representa una solución para los afectados. Y es que, como lo reseñan los propios ganaderos, la indemnización del Gobierno no representa siquiera la mitad del valor real de la pérdida, tomando como ejemplo una vaca pequeña, cuyo valor de subasta asciende por encima de los 3.000 euros, y cuya indemnización no sube jamás de los 1.150 euros netos.

Por tanto, el ganadero no sólo pierde un ejemplar al que le faltaba crecer y desarrollarse, sino que pierde tiempo y más de la mitad del dinero.

Para colmo de males, como el fondo de indemnización tiene un límite, algunos ganaderos ni siquiera han recibido (ni esperan recibir) un pago como amortización de los daños ocasionados por estas especies de animales salvajes ubicados en la parte de la serranía madrileña.

Las organizaciones ecologistas, entre tanto, defienden a los animales y sus opiniones no han ayudado a calmar las aguas.

2019 es la fecha: El Teatro Madrid será reformado

En el año 1992 se levantó en la capital el Teatro Madrid, mismo año en que fue declarada la ciudad como Capital Europea de la Cultura. De hecho, el levantamiento de este inmueble tuvo lugar como conmemoración del nombramiento de Madrid como capital cultural continental.

Sin embargo, el tiempo pasó y en el año 2011 el robusto inmueble cerró sus puertas, dando paso a actos vandálicos, desde robos, saqueos y grafitis, y al acto social más común con los edificios que cierran: el olvido.

Pero, no todo es malo. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid), ha decidido echar mano al proyecto de reforma del Teatro Madrid.

El proyecto que culmina en 2019

No es la primera vez que se habla de restaurar este inmueble. Ya es un proyecto metido en gaveta y que había quedado relegado a segundo plano. Pero la alcaldesa ha decidido impulsarlo desde ya, porque el tiempo sigue su curso y el deterioro cada vez es mayor. Traduciendo: el costo de la reforma cada vez es más grande.

El proyecto original indica que abrirá sus puertas en 2020, y que estaría dedicado a la danza. No obstante, este plan ha cambiado, adelantando un año el periodo para su apertura, y posiblemente también cambiando el destino de este templo, que ya dejaría de ser un recinto para danza, sino que pudiera ser para la presentación de obras teatrales, y hasta de obras textuales.

¿Alcanzará el presupuesto?

El presupuesto original es de 700.000 euros, lo que desde el primer momento se nos antoja muy bajo. No obstante, es un debate a realizarse todavía, ya que algunos partidarios de la reforma indican que no será suficiente, y que será gastar dinero en reformas que no se realizarán debidamente, porque originalmente costaría al menos 5 veces más lo propuesto en la proyección engavetada.