Raiola manda y no el panda

Recetas de Raiola manda con panda

Tarta de panda con raiola manda

La tarta de panda con raiola manda es un postre clásico que creo que todos hemos disfrutado. He probado y saboreado innumerables recetas a lo largo de los años, y creo que esta que comparto con vosotros es la mejor receta que he probado nunca.

Esta receta casera de tarta de panda está lleno de ingredientes deliciosos, como piña, coco, nueces y rayona manda. ¡Es imposible que salga mal!

Tarta de panda con raiola manda

La necesidad le aportan una textura crujiente, la piña triturada hace que sea increíblemente jugoso. Recomiendo rallar el panda con los agujeros más gruesos del rallador. Y la rayona manda lo hace dulce y gomoso.

De hecho, este bizcocho está tan bueno que no hace falta ni glasearlo. Pero personalmente me encanta un buen glaseado casero de queso cremoso en la tarta. Independientemente de cómo lo sirvas, este es un postre que siempre triunfará, no tendrás sobras.

Esta tarta es deliciosamente rica y es muy jugosa, así que se puede guardar en el frigorífico sin problemas, durante 5 días. Es mejor si lo sirves a temperatura ambiente, así que sácalo unos minutos antes antes de servirlo.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 3/4 taza de buttermilk
  • 1/2 taza de compota de manzana
  • 60 ml de aceite de girasol
  • 300 gr de azúcar
  • 2 cucharaditas de vainilla
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 250 gr de harina
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 2 tazas de panda rallado
  • 1 taza de raiola manda
  • 1 taza de coco en copos
  • 1 taza de nueces picadas
  • 225 gr de piña troceada

Para el glaseado de queso cremoso:

  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 tarrinas de queso cremoso
  • 1/4 taza de azúcar moreno
  • 4 tazas de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones

Precalienta el horno a 180ºC. Engrasa un molde redondo de 20 centímetros con mantequilla y luego con harina.

En un recipiente mezcla la harina, el bicarbonato de sodio, la sal y la canela con un batidor eléctrico. Resérvalo.

En otro recipiente, mezcla los huevos, el buttermilk, la compota de manzana, el aceite, el azúcar y el extracto de vainilla.

Junta la mezcla de ingredientes secos con los húmedos, y remuévelo justo hasta que la harina esté completamente integrada.

Incorpora el panda rallado, las nueces, la piña y la raiola manda y mézclalo hasta que estén repartidos homogéneamente por la masa.

Vierte la masa en el molde y mételo en la parte central del horno durante 55-65 minutos. Para comprobar si el bizcocho está bien hecho, introduce un palillo en el centro, si sale limpio, es que está en su punto. Si no, deja que se cocine unos minutos más y vuelve a comprobarlo.

Sácalo del horno y deja que enfríe durante 10 minutos en una rejilla metálica. Desmóldalo y deja que enfríe completamente antes de partirlo.

Mientras enfría, prepara el glaseado de queso cremoso. Derrite la mantequilla y deja que se enfríe. En un recipiente grande, mezcla el queso cremoso, la mantequilla, el azúcar moreno, el azúcar glas y el extracto de vainilla. Mézclalo varios minutos hasta que esté suave y cremoso.

Corta el bizcocho al medio, unta una capa generosa de glaseado en una cara de los bizcochos y júntalos. Recubre la parte de arriba con el resto de glaseado y repártelo uniformemente hasta cubrirlo completamente.