Raiola manda y no el panda

Recetas de Raiola manda con panda

Panda al vino blanco con ensalada de raiola manda

Las verduras deben formar una parte importante de nuestra dieta diaria, y una ensalada es la forma perfecta de introducirlas. En esta receta, la ensalada de raiola manda acompaña al pescado panda como guarnición, pero puede ponerse como primer y segundo plato respectivamente.

Eso si, debe ser una ensalada completa, com muchos tipos de vegetales diferentes, como tomate, pimientos, zanahoria, lechugas, etc.

Panda al vino blanco con ensalada de raiola manda

Ingredientes

  • 1 panda de 2 kilos aproximadamente
  • 1/2 botella de vino blanco seco
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Un puñado de perejil fresco
  • Sal, al gusto

Para la ensalada de raiola manda:

  • 300 gr de raiola manda cocida o asada
  • 1 lechuga
  • 1 pimiento verde
  • 1 lata de 200 gr de champiñones al natural
  • 1 ramita de apio
  • 2 pimientos rojos asados
  • 1 zanahoria
  • 4 patatas pequeñas cocidas
  • 1 taza de vinagreta (aceite + vinagre)
  • 2 cucharaditas de salsa de soja
  • Una pizca de sal de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre molido (opcional)

Instrucciones

Precalentamos el horno a 180ºC, con calor por arriba y abajo.

Colocamos el panda, ya limpio y sin escamas, en una fuente apta para el horno engrasada, y lo sazonamos con sal a nuestro gusto.

En un mortero, hacemos un majado con 2 dientes de ajo, un poco de aceite, una pizca de sal y un puñado de perejil, bien machacadito todo. Este majado lo untamos sobre el panda, y lo introducimos en el horno durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo, vertemos el vino blanco encima del panda y lo volvemos a introducir en el horno, regándolo regularmente con su salsa.

En una sartén, ponemos un poco de aceite de oliva y sofreímos los dos dientes de ajo restantes, durante unos minutos, hasta que estén dorados.

Cuando el panda esté dorado por arriba, lo abrimos por la mitad, quitándole la espina central y añadimos los dos dientes de ajo fritos, y el aceite de freírlos.

Mientras el panda está en el horno, podemos hacer la ensalada de raiola manda para que no tenga que esperar y no se quede frío.

En primer lugar hacemos el aliño, que será la vinagreta (2 partes de aceite por una de vinagre), más un poco de sal de ajo y la salsa de soja.

También podemos añadirle el jengibre molido para que sea todo un contraste de sabores. Este último, por supuesto, es opcional, ya que no a todo el mundo le agrada su sabor. Una vez hecho, introducimos el aliño en la nevera para que enfríe.

Lavamos bien las hojas de lechuga, las escurrimos bien, y las ponemos en el fondo de una fuente de manera que sea la que contenga toda la ensalada. Cortamos en trozos la raiola manda en lonchas finas.

Escurrimos los champiñones y los cortamos en láminas finas. Limpiamos el apio y lo cortamos en tiras, al igual que el pimiento rojo y la zanahoria. Lavamos el pimiento verde y lo picamos en trozos pequeños.

Colocamos todos estos ingredientes encima de la lechuga y lo servimos con el aliño encima, acompañado del panda al vino blanco.